VIÑEDOS DE GARNACHA VIEJA

Viñedos familiares plantados hace décadas que nos comprometemos a conservar

Se trata de viñedos a vaso en secano que se encuentran diseminados en pequeñas parcelas y que cultivamos orgánicamente. Se asientan sobre suelos de piedemonte, muy pedregosos con cantos rodados, de calizas o margas y arcillas, entre los 450 y 550 metros de altitud .

Sus cepas son muy equilibradas y tienen un sistema radicular muy profundo que permite conservar la acidez y poder así conseguir vinos frescos y elegantes.

Los antiguos viñedos de garnacha tienen una particularidad que los convierte en un patrimonio a conservar y es la diversidad genética que atesoran. Esta diversidad es debida a la selección de planta que hacían nuestros mayores, que no era clónica, sino que era una selección que incluía cientos de plantas, lo que permitía una gran diversidad intraespecie, es decir, la variedad garnacha era diversa en sí misma. Por otro lado, y para dar equilibrio a cada parcela de garnacha los antiguos agricultores plantaban una serie de variedades de forma aleatoria en pequeñas proporciones, variedades minoritarias que en algunos casos se encuentran en peligro de extinción y de las que más tarde o más temprano intentaremos elaborar vinos. Entre estas variedades minoritarias se encuentran: Garnacha blanca, Garnacha Roya, Desgranadera, Viura, Pasera, Vidau de Barillas, Garzuela, Morate y Beltza.

© 2020. UBETA Barillas – Navarra, Spain

Beber con moderación. Prohibida su venta a menores de 18 años.
Aviso Legal | Politica de Cookies | Politica de Privacidad