La bodega se inauguró en septiembre de 2018. La construcción se realizó con elementos naturales mediante bioconstrucción aprovechando el desnivel del terreno para distribuir el edificio en dos plantas, una subterránea que permite conservar constante la temperatura del interior durante todo el año, donde se elaboran y guardan los vinos y otra encima de la anterior que se utiliza como sala de ventas y cata de vinos.
Nuestra filosofía de elaboración del vino se basa en el máximo respeto a la uva, con un estilo de vinificación suave y natural, en el que se utilizan únicamente uvas orgánicas. Esta filosofía de búsqueda de la autenticidad, ajena a lo industrial y respetuosa con el medio ambiente nos convierte en vanguardia de la innovación. Puede parecer contradictorio pero la recuperación del viñedo antiguo y de la cultura del vino transmitida generación tras generación es lo que nos permite seguir innovando en la búsqueda de la excelencia. La elaboración del vino la realizamos bajo el estricto control del reglamento ecológico prestando especial importancia a la entrada de uva sana en la bodega y a la higiene de la misma. Ambos factores nos permiten reducir al mínimo la contaminación de procesos.
Hemos vuelto a elaborar y guardar los vinos en hormigón después de su paso por barrica como hacían nuestros abuelos, Adoptamos fermentaciones no inoculadas, maloláctica nativa, el uso de racimos enteros en la fermentación, manejo mínimo ya que desde nuestro criterio es como mejor se respeta la esencia de nuestros vinos.
Elaboramos vino únicamente de nuestros propios viñedos, por lo que nuestra producción es limitada y está destinada a producir vinos de alta calidad.